MISIÓN: QUE LAS MADRES NO ESTÉN SOLAS

Una tarde, estaba yo leyendo y escribiendo reflexiones, cuando tuve una epifanía: se me reveló con claridad que mi próxima misión era ayudar a las madres a que conocieran cómo favorecer a sus hijos e hijas, a integrarse al mundo que les ofrecían en sus hogares. Dotarlas de la información y el conocimiento para conocer profundamente a su bebé y así, ayudarle de verdad a aprender, a moverse en ese mundo desconocido, hasta conseguir desenvolverse con soltura en él.

Debido a mi carrera como psicóloga he atesorado mucho conocimiento e información sobre la mente y las emociones y el modo como las personas las gestionan (o bien o mal) y como resultado de mi observación y registro había llegado hace tiempo a la conclusión de que todo comienza mientras somos niños y niñas.

QUÉ PASA POR LA MENTE DE UN BEBÉ

Es como si nos preguntáramos que pasa por la mente de una hormiga: ni idea. Ni siquiera nos podemos hacer a la idea. Imagínate despertarte en un nuevo mundo del que lo desconoces todo. Tienes muchas sensaciones que tampoco conoces bien y no puedes apenas moverte. De golpe, un dolor intensísimo en el cuerpo. Lloras de miedo, no lo soportas. De golpe también, te levantan en el aire y te meten algo en otra parte del cuerpo. Está caliente pero es agradable. Tienes un instinto que te hace chupar eso que te han colocado sin tu voluntad. No sabes qué es pero te resulta satisfactorio, se te empieza a ir el dolor tan intenso, te vas relajando, estás otra vez sintiéndote muy bien, sin poderlo evitar, te dejas ir y no sabes qué es pero te has dormido. De repente, ¡otra vez! Dolor muy intenso que te aterra. Tienes otro instinto que te hace gritar, y gritas. Y vuelve a empezar: te levantan, te meten algo que es caliente y está bueno, se te pasa el pánico y el dolor, te dejas ir… te has dormido. Y ¡de nuevo! Todo lo mismo otra vez, el dolor, el terror, la calma, la suavidad, el placer… y ¡otra vez!

¿Qué tal? ¿Cómo crees que lo vivirías? Pues esto es grosso modo lo que experimenta tu bebé.

Por eso resulta muy importante proporcionarle unas pautas tranquilizadoras, para que al vivirlas, pueda comenzar a anticipar lo que viene después. Si cuando está berreando de dolor y miedo le decimos unas pocas palabras dulces, estas palabras pueden convertirse en el aviso de que el dolor y el miedo desaparecerán. Tardará unas cuantas veces en aprenderlo, pero lo aprenderá.

Las emociones son lo que tiene a su servicio el bebé, solo las emociones, el placer y el dolor y son sobre ellas que va aprendiendo del nuevo mundo y cómo conseguir lo que más le gusta, que no es otra cosa que estar bien, disfrutando.

LAS EMOCIONES EN LOS NIÑOS Y NIÑAS

Me ha gustado este artículo en Bebés y más, y te pongo el enlace por si quieres consultarlo.

La inteligencia emocional es la única de que dispone el bebé y el niño y niña pequeños durante varios años. Esto no significa que su inteligencia intelectual no esté presente, pero se está terminando de desarrollar. Así que todo lo que en esos primeros años experimenta la personita que es nuestro hijo o hija, se basa y se guía en sus emociones.

Este otro artículo también me parece que describe bien el sufrimiento en las primeras semanas de vida y te lo enlazo, porque sí, los bebés pueden sufrir ya desde los primeros días de su vida.

Con las cosas así, ¿podemos hacer algo para que estos niños y niñas crezcan con un mundo emocional más armonioso y feliz?

Esto es lo que me pregunté esa tarde de la que hablaba al principio, cuando tuve esa revelación de lo que quería hacer. Mi respuesta fue que sí, que puedo hacer algo para cooperar a cambiar el mundo. Ahora puedes pensar: esta señora ¿qué va de mesías? No y no. Me gusta la historia y he visto que ninguna revolución grupal ha funcionado de verdad, pero lo que sí funciona es el cambio individual, sobre todo de creencias, que conduce, si muchas personas lo experimentan, a que cambien algunos parámetros de la sociedad y ésta pueda evolucionar.

Así que si escribo una línea de libros cortos, directos, sencillos, que puedan leer incluso las personas a las que no les gusta leer, y cuento en ellos lo esencial del mundo emocional de los bebés, de los niños pequeños… y esos adultos conocen y comprenden mejor ¿será posible que sepan crear un entorno emocional más saludable?

PADRES POR PRIMERA VEZ

No me lo pensé mucho, ya vinieron con rapidez montones de ideas para los libros y me sentí muy contenta cuando pude verbalizar mi nueva misión: ayudar a las mamás (y papás) a crear un ambiente emocional armonioso y feliz para su bebé (y para ellos) de modo que en dos o tres generaciones las personas crezcan ya conociendo su mundo emocional mucho mejor que en la actualidad y ese equilibrio de emociones y sentimientos den lugar a adultos más inteligentes, más sabios, más respetuosos con los demás seres vivos y con el planeta.

En julio de 2018 presenté en sociedad mi primer libro de la serie de Creando Emociones, que es Padres por Primera Vez. Puedes descargarte el primer capítulo si sigues este enlace.

Porque mamá, mujer, valiente, empresaria… ¡no estás sola!

Todo lo que sé está a tu disposición para que puedas crear una vida a tu antojo, como tú quieras y desees. Pero tienes que saber cómo hacerlo, y ahí estoy yo para echarte un cable.

Comparte si te ha gustado este artículo y escríbeme para lo que quieras. Si dejas un comentario también te lo agradezco porque así se difumina mi sensación de que estoy hablando sola, o a la pared… ¡gracias!