¿Sabías que los niños pequeños captan perfectamente las emociones, e incluso, algunos matices emocionales?