BLOQUEOS EN TU MENTALIDAD DE ÉXITO

La Mentalidad es decirle a tu mente lo que quieres que haga, y que te entienda, consiguiendo lo que quieres.

Esto parece muy fácil, en teoría, pero desde luego que no en la práctica. Porque nadie nos enseñó ni cómo es la mente, ni que tenemos que comunicarnos con ella. Pero la verdad de la buena es que así es.

¿Quieres saber cómo pasa todo?

La mente es el producto de los procesos del cerebro, que son por una parte químicos, y por otra parte eléctricos. Es la súper traductora, porque traduce esa química e impulsos nerviosos en sentimientos y pensamientos y al revés, lo que pensamos y sentimos lo traduce en química e impulso eléctrico. ¿Qué pasada no crees?

Además, las neuronas se unen a otras en las llamadas redes neuronales, de tal manera que llegan a diferentes lugares por ciertos caminos. Para hacer una analogía, es como la red de carreteras y autopistas de un país. Una vez vas de A,  a B por el camino 34D21JK, ya no eliges otro. Así que si se ha creado una red de neuronas que guían un estímulo, por ejemplo un susto, hacia una conducta de escape, cada vez que ocurra ese susto, la persona sin ni siquiera darse cuenta, va a llegar a esa conducta que evita alguna consecuencia de ese susto.

Como no somos conscientes en un porcentaje altísimo de veces, nos van pasando las mismas cosas una y otra vez pero no podemos tomar consciencia de que es porque así lo hemos aprendido y así lo dejamos estar. Si no sabemos que está pasando algo, difícilmente podremos solucionarlo.

De otra parte, mientras somos pequeños, la biología tiene una misión valiosa: mantenernos vivos hasta que crezcamos y podamos reproducirnos y continúe la especie. Para ello, el cerebro reptiliano (el más primitivo) es susceptible de activarse ante cualquier amenaza para protegernos. Las personas que nos rodean de pequeños también están muy sensibilizadas a los peligros y nos protegen casi siempre en exceso. El niño o la niña crecen aprendiendo que el peligro es enorme y que muchas cosas no se deben de hacer para protegerse. Las redes neuronales se van creando. Las experiencias del niño van modelando sus respuestas. Pasan miles de situaciones a lo largo de la duración de la infancia (diez o doce años) que marcan al niño o niña, en el sentido de que modelan su manera de responder, su manera de interpretar lo que sucede, pero sin que haya consciencia.

Llegamos a jóvenes y a adultos y tenemos la fantasía de que somos independientes y decidimos lo que queremos pero la cruel realidad es que deciden por nosotros los patrones que se han ido configurando a lo largo de la infancia.

En estas condiciones es extraordinariamente difícil crear una mentalidad que nos ayude a conseguir lo que queremos, porque los riesgos de hacer algo, siempre son innumerables. Los casos que confirman justo lo contrario, son los deportistas de élite. Ellos sí que tienen ayuda para aprender a comunicarse con su mente y que ésta les ayude a sus logros. Tanta gente se queda boquiabierta con los éxitos de los futbolistas, o boxeadores o nadadores… se baten las marcas cada año, no importa lo difíciles que sean. ¿No te parece sospechoso que solo unos pocos logren lo que ansían?

Claro, porque solo unos pocos saben trabajar con Mentalidad.

¿QUÉ ES UN DÉTOX EMOCIONAL?

Un détox emocional es una limpieza, una desintoxicación, que lo que  arrastra no son sustancias físicas, sino emociones, pensamientos y sentimientos que nos limitan, nos estorban, nos frenan.

Al igual que con una depuración física, donde es importante cambiar nuestra forma de alimentarnos, dejar de ingerir las sustancias que nos perjudican, y no solo hacer détox periódicos, y entre ellos, zamparnos lo que nos venga en gana, el détox emocional también nos empuja a dejar atrás esas ideas, creencias, vivencias, que nos limitan, desconectan de nuestra esencia, nos anclan en viejas maneras de vivir.

BENEFICIOS DE UN DÉTOX EMOCIONAL

  • Autoconocimiento: de modo breve pero intenso aprendes a formular preguntas que proporcionan respuestas valiosas
  • Información sobre tu cerebro: aprendes elementos clave de neurociencia que te ayudan a comprender mucho mejor tus comportamientos y emociones
  • Experiencia emocional muy diferente: compruebas en ti misma un cambio esencial al abandonar esas viejas y caducas formas de relacionarte contigo misma y con el mundo que te rodea
  • Método claro y seguro: aprendes otra manera de responder y cómo conseguir que se consolide como hábito nuevo

CONTRAINDICACIONES DE UN DÉTOX EMOCIONAL

Es inocuo, no tiene ninguna contraindicación. Sin embargo, puede que no te sirva, que no te funcione. La razón es que depende de tu nivel de compromiso puedes limpiar lo que se ve y ya está, o pasar a fondo el rastrillo y llevarte toda la porquería. Pero no es demasiado importante, será como tú desees que sea, y por tanto está bien tal y como se de, tal y como ocurra.

DÉTOX PARA EL ÉXITO

Así como el Détox de Merecimiento, que ya vimos en otro artículo, se refería a esa barrera que tantas personas tienen al creer que no se merecen lo mejor de lo mejor, conseguir sus sueños, crear la clase de vida que desean, el Détox para el Éxito se refiere a los bloqueos históricos y mentales que impiden que consigas lo que quieras, incluso si sientes que te lo mereces.

Están involucradas las creencias sobre el éxito, que para muchas personas es algo no deseable porque tiene el poder de corromperte, y también las experiencias personales con las situaciones de éxito.

Fíjate que de lo que tenemos gran experiencia no es del éxito, sino justo de lo contrario: el fracaso. Esta situación es muy conocida y para los patrones subconscientes es muy recomendable. De hecho hacen todo lo posible para que no abandonemos ese territorio del fracaso porque así estaremos seguros.

¿Qué absurdo, no? Pero nos han enseñado a desear lo mejor y a esperar lo peor. En un modo inconsciente, estas creencias y experiencias sobre fracasar, son el espacio seguro y aunque conscientemente tengamos claro que queremos arriesgarnos con algo, atrevernos a explorar otros lugares y vivencias, nuestros patrones subconscientes nos enredan y consiguen su objetivo que es que volvamos a fracasar, a seguir en ese sitio tan desagradable pero tan seguro…

Todos tenemos muchos recuerdos guardados de momentos de peligro, de humillación, de burla, de crítica, de censura, de juicio… y el miedo asociado a ellos activa el reptiliano que nos obliga a reaccionar huyendo o evitando la situación. Una y otra vez. Sin darnos cuenta.

Cuando haces un Détox para el Éxito, averiguas qué en tu vida ha ido marcando esas redes neuronales que te desvían de tu decisión consciente, de tu meta, de tu objetivo final.

Aprendes lo esencial de la comunicación con tu mente y cuando practicas, te esmeras en apoyarte, y perseveras, estos obstáculos se debilitan y pueden comenzar a experimentar el territorio del éxito y comprobar, que no pasa nada de lo que tu subconsciente te advertía, que es un sitio tan bueno como cualquier otro.

Te vas acostumbrando a lograr lo que quieres, a comunicarte con tu mente para que te ayude a conseguirlo, a disfrutar de sentir el empoderamiento que provoca la conexión contigo, con tu esencia, a tomar decisiones verdaderas, a caminar por donde quieras.

Decide si deseas vivir estas sensaciones y si es así, busca en esta Web este Détox para el Éxito y apúntate, ¡te lo agradecerás!